En la ciudad holandesa de Groningen, más del 50% de la población, hasta el 60% en el centro, se mueve en bici.