4524911341_3c6026df50Recientemente se ha publicado la  última convocatoria del programa Gestores de I+D+i en Castilla y León, GESTIDI, gestionado por la fundaciónAdeuropa. Este programa está orientado a la formación de licenciados en labores de gestión de I+D+i a través de becas formativas y estancias cortas en empresas. El programa busca capacitar a las empresas de la región e impulsar su implicación en proyectos de I+D+i a través de la incorporación de capital humano cualificado en la I+D+i.

Sin duda, se trata de un programa de promoción de la innovación de gran interés, y sin embargo, ¿es este programa el más adecuado para las empresas de Castilla y León? Desafortunadamente no he sido capaz de encontrar los resultados de este programa en cuanto a licenciados posteriormente contratados o número de nuevos proyectos de I+D+i presentados, pero aún así se podrían plantear algunas áreas de mejora:

1. La masa empresarial de Castilla y León está formada fundamentalmente de pequeñas y medianas empresas y en la región el peso de sectores tradicionales es aún muy significativo. El programa GESTIDI debería facilitar a estas empresas su implicación en proyectos de I+D+i. Sin embargo, el reducido tamaño de las PYMEs les imposibilita en muchos casos contratar a una persona de forma exclusiva para labores de gestión de I+D+i. Tengamos además en cuenta que el programa indica expresamente que el ingeniero o licenciado en prácticas no puede realizar labores técnicas dentro del proyecto de I+D+i. Si bien esto evita que el becario se dedique a otras tareas, también puede dificultar su contratación una vez terminado el período de prácticas.

2. Debido igualmente a las características de este tejido empresarial existen muchas empresas que no han participado nunca en proyectos de I+D+i pero que podrían tener posibilidades de hacerlo. Sin embargo, los profesionales formados deben tener menos de 10 años de experiencia profesional lo que limita en gran medida la capacidad que estas personas podrían tener en la empresa para traccionar y liderar nuevos proyectos.

3. La duración de la estancia en prácticas es de sólo dos meses. Durante este corto período de tiempo será difícil que el becario pueda demostrar su valía en la empresa o participar con éxito en la identificación y consecución de un nuevo proyecto de I+D+i.

4. La selección del becario no es realizada por la empresa, sino por ADEUROPA. Este factor aumenta la probabilidad de que el profesional no cumpla las preferencias del contratante dificultando su adaptación a la empresa y minimizando las posibilidades de una contratación posterior.

Todos estos aspectos invitan al menos a realizar una reflexión crítica de este programa cuyo resultado podría ser bien distinto: ¿Se están formando de nuevo profesionales para que posteriormente abandonen nuestras tierras? En este tipo de formación tenemos una larga experiencia, viendo las cifras de emigración de licenciados de Castilla  y León. Parece que existen argumentos suficientes para replantear en algunos aspectos este programa y ayudar, de forma real, a solventar uno de los mayores problemas de la región: que las PYMEs de Castilla  y León se aventuren en la I+D+i. Por otra parte, se reconoce la necesidad de acompañar este programa de un enfoque más activo, que realmente implique a la gran masa empresarial de la PYME en estas tareas, que les ayude a identificar potenciales proyectos y/o sumarse a consorcios activos y les dote de capital humano para ello. Es necesario acompasar todas estas acciones.

 

Deja un comentario