El siguiente video nos muestra como no hace falta montarse en un coche de última generación y patines aeroespaciales para predecir el futuro. Arthur C. Clarke predice en 1974, por cierto, con bastante acierto, con que tipo de maquinaria viviríamos a los comienzos del siglo XXI. Pero ahí no acaba todo ya que incluso se atreve a realizar una pequeña valoración de lo que esto supondría para bien o para mal para la calidad de vida de la sociedad en general.

Deja un comentario