Como venimos advirtiendo todo este tiempo sobre los problemas de los gases efecto invernadero, creemos conveniente también dar soluciones o acciones llevadas a cabo y que no parezca un simple discurso teórico. El problema se agrava más si tenemos en cuenta que dependemos completamente de países en conflicto para abastecernos de recursos.

Por eso os mostramos ROKWOOD, un proyecto para el fomento de la biomasa como alternativa energética. Esta iniciativa se articula mediante la cooperación entre 6 clusters de investigación europeos para mejorar en I + D, los hábitos de consumo del mercado, aumentar las inversiones en planes de producción de biomasa de madera y la utilización de esta a nivel regional. Los seis grupos participantes serán coordinados con el objetivo de confeccionar un plan de acción conjunto para impulsar, en concreto, la producción sostenible y el uso de la biomasa de madera.

En este video dirigido al público general nos explican la plantación y cosecha rotativa para. Un sistema de uso de la tierra agro forestal integrado que combina la producción de biomasa con el uso de aguas residuales y la purificación.  La  alta demanda de nutrientes y agua  de los cultivos, puede saciarse mediante la reutilización de aguas residuales y lodos de depuradora pre-tratados, lo que permite un reciclaje de nutrientes sostenible. La biomasa de madera puede utilizarse como combustible renovable y limpio para la generación de calor y electricidad, o para su posterior transformación en biocombustibles líquidos.

 

Deja un comentario