Mercado Alternativo Bursátil

El otro dia nos hacíamos eco de la noticia del operador wifi Gowex y las acusaciones vertidas a esta empresa por una consultora. No sé sabía si era un movimiento especulativo por parte de la empresa acusadora o había algo de cierto en todo ello. Las noticias no paran en cuanto a este caso. Ni siquiera en fin de semana con los mercados cerrados.

El fundador y consejero delegado presentó finalmente su dimisión y confesó la falta de veracidad de los ingresos que la empresa había obtenido en los últimos ejercicios. En resumen, que el cuadro que ilustraba aquel artículo no era real. El documento con la confesión del ya dimitido CEO llegó a la Audiencia el domingo, después de que la empresapublicase un hecho relevante en el MAB en el que admitía que “las cuentas de la Sociedad de, al menos, los últimos cuatro años no reflejan su imagen fiel”. En el mismo documento, el consejo de administración asumía que “ante la previsión de que la Sociedad no pueda hacer frente a sus deudas corrientes a su vencimiento, ha acordado presentar solicitud de concurso de acreedores voluntario de la Sociedad”.

La aparatosidad del caso Gowex no hace sino dañar la credibilidad del propio Mercado Alternativo Bursátil, que  ha sido la siguiente pieza tocada. El MAB es un mercado dedicado a empresas de reducida capitalización que buscan expandirse y que ofrece a estas compañías “una regulación a medida, diseñada específicamente para ellas y unos costes y procesos adaptados a sus características”. Es decir, se configura como una fuente alternativa de financiación para las pymes.

La cuestión es que, además de Gowex, hay otros dos valores suspendidos de cotización. Zinkia, una productora audiovisual, y Bodaclick, una empresa de servicios para organización de bodas. Antes que ellas ya se vieron expulsadas de cotización de este mercado la cadena Suavitas y las empresas Nostrum y Negocio.

Han sido ya varias las empresas que han decidido salir precipitadamente de él para no comprometer su imagen y no dañar los procesos de inversión en los que están inmersos. La primera en comunicar su intención de abandonar este mercado ha sido la compañía de telefonía móvil Masmóvil Ibercom, que (según informe El País) solicitará el salto al Mercado Continuo (la Bolsa Oficial de Valores Española).

Veremos cómo evoluciona todo. Por ahora este caso nos está permitiendo a todos conocer un poco mejor el funcionamiento de este mercado alternativo, tan desconocido por muchos. Lástima que haya sido por una cuestión aparentemente tan lamentable.

Deja un comentario