El héroe urbano por antonomasia, Spiderman, es sólo un bluff, fruto de los ángulos imposibles y las fotografías tomadas de cerca. Siempre nos ha parecido un ser poderoso, enorme. Aquí le vemos moviéndose entre grandes edificios haciendo de la ciudad su campo de juego.

Sin embargo, la realidad es otra. Alain Robert, ese Spiderman francés de la modernidad, nos demuestra el tamaño real que represetna un hombre -por muy superheros que sea- frente a un edificio cualquiera. En este caso, la sede del New York Times (Renzo Piano).

[imagen via flickr thehighlandway]

Esa es la verdadera dimensión de un hombre en la ciudad. Lo cual, inadvertidamente, me lleva a una pregunta que aún me ronda: ¿La ciudad a escala humana? Tiempos para sentirnos pequeños, quizá tiempo para sentirnos lo que somos.

 

Dejo un video de la ascensión:

 

https://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=2CxdL2-Btso

Deja un comentario