Nos hemos reunido con los agentes y entidades que conforman el entramado de los polígonos de Sagasti, Ipintza e Itturrin para identificar los lugares susceptibles de incorporar soluciones basadas en la naturaleza. Arborizaciones lineales, biocanales, pavimentos drenantes, pérgolas naturales, placas solares, y otras tecnologías persiguen la regeneración y revitalización del entorno desde un enfoque de coexistencia con la naturaleza, la sostenibilidad y la competitividad empresarial.

El proyecto está siendo todo un éxito a partir de la valiente apuesta de la agencia de desarrollo comarcal Oarsoaldea que decidió irrumpir con un proyecto disruptivo con un planteamiento de regeneración de polígonos industriales de la mano de la naturaleza. El proyecto se configura en forma de Plan de Naturalización y el proceso de elaboración, además de las empresas y asociaciones del propio parque industrial, también cuenta con el apoyo del Ayuntamiento de Lezo y de Bidasoa Oarsoko Industrialdea.

Nos encanta ser partícipes de una transformación tan importante e impulsar un cambio de enfoque en la manera de hacer las cosas. Muchos de los polígonos industriales de Euskadi necesitan renovarse, equiparse, apoyarse en procesos de reurbanización que les ayuden a ser competitivos y encontrarse en un entorno laboral moderno, eficiente y sostenible. Llevar a cabo estos procesos de la mano de la naturaleza es un cambio de paradigma que ha irrumpido ya y que confiamos en que se enraíce en los planteamientos y directrices de regeneración urbana que están por venir.

Deja un comentario