Cada vez se nos hace más complicado visualizar una realidad donde las nuevas tecnologías no jueguen un papel relevante. Estas, que cada vez evolucionan a más velocidad, impiden que personas que carecen de experiencia en el uso y compresión de las mimas puedan mantenerse a la vanguardia de nuevos avances. Por este motivo, en ocasiones se ha considerado a la tecnología como un agente separador entre clases, haciendo que aquellos colectivos incapaces de asimilar nuevos avances queden rezagados.

Dentro los últimos avances tecnológicos, la tecnología blockchain no ha dejado de ser protagonista en numerosas portadas por la reciente subida del precio del Bitcoin y otras criptomonedas, y su impacto en el mundo financiero. Sin embargo, la aplicación de esta tecnología va mucho mas allá del mundo criptográfico.

Como sistema informacional de carácter descentralizado, esta tecnología podría tener un impacto muy relevante a la hora de desarrollar acciones que nos acerquen a los Objetivos de Desarrollo Sostenible. Esta capacidad también ha sido reconocida por Naciones Unidas, quien en Mayo de 2021, en la Comisión de Ciencia y Tecnología para el desarrollo, destacó el potencial impacto de esta tecnología para la economía real en materia de intercambio, logística y procesos de producción.

Como consecuencia de esta comisión, se publicó el informe HARNESSING BLOCKCHAIN FOR SUSTAINABLE DEVELOPMENT: PROSPECTS AND CHALLENGES“, donde se exponen las principales capacidades de esta tecnología con el fin de alcanzar los ODS.

Dentro de este informe se destaca la capacidad del blockchain de transformar interacciones sociales, instituciones públicas, así como el modo en el que nos relacionamos con nuestro entorno. También presenta una gran oportunidad para países en vías de desarrollo, los cuales podrían diversificar sus economías considerando actividades relacionadas con esta tecnología.

El informe incentiva a los gobiernos a fortalecer sus sistemas de innovación con el fin de posicionarse estratégicamente y situarse a la vanguardia de futuras olas tecnológicas. Esto incluye la apuesta por proyectos piloto que se centren en la implementación y difusión de esta tecnología. Por parte de Naciones Unidas, el informe destaca el papel de ASYCUDA (Automated System for Custom Data), quien ya esta considerando la implementación de esta tecnología dentro de sus propios procesos. Esta implementación podría tener un impacto positivo en los más de 100 países en vías de desarrollo que forman parte de esta institución.

Finalmente, el informe también destaca las principales barreras ha considerar a la hora de implementar esta tecnología. Se considera que todavía nos encontramos en una situación de infancia en cuanto a su desarrollo, por lo que factores como la regulación o la seguridad de su aplicación y desarrollo requieren todavía esfuerzos considerables. 

Asier Undabeitia

MSc en Consultoría de Negocio y Análisis Económico

NAIDER

Deja un comentario